lunes, 3 de diciembre de 2012

COACHING DEPORTIVO II: EL SECRETO DE TÚ EXITO





Para que el proceso de cambio desde tu estado actual hasta el deseado sea un éxito, tienes que tener claro tu objetivo final y para ello tienes que ser consciente en que momento te encuentras ahora. Solo si sabes cuál es tu estado inicial tendrás los parámetros para seguir el camino para y llegar a tu meta.

 Para medir tu estado inicial tienes que hacerte este tipo de preguntas potencialmente importantes:

1. Cómo te sientes actualmente? Tanto física como mentalmente.
2. Como te ves? Visualmente.
3. Como crees que te ven los demás? Puedes preguntárselo a alguien de confianza.
4. Que te dices a ti mismo cuando te ves al espejo?
5. Que te dicen los demás cuando te ven? Igual has visto a alguién que no te vé desde hace tiempo.

Incluso puedes crearte un diario personal (en pocas líneas) para escribir cómo te sientes, expresando tus pensamientos y emociones más íntimos y sinceros. Esto hará que los valores más. Cosas como ¿Qué haces día a día para sentirte cómo te sientes, verte como te ves, decirte lo que te dices a ti mismo? ¿Qué es lo que te gustaría cambiar de todo esto en un futuro para verte ,sentirte y hablarte mejor?. El resultado de este diario te descubrirá lo que quieres cambiar de ti mismo para llegar a definir ese objetivo que deseas.

Averigua qué es lo que quieres mejorar y como llegar a alcanzarlo. Tomate tu tiempo para pensar que objetivos físicos quieres. Es como escalar una montaña, piensa el proceso que te llevará a alcanzar tu cima. Tienes que estudiar el recorrido y prever los imprevistos como la climatología, falta de alimentación, equipo etc.. para llegar a la cúspide de la montaña, en definitiva a tu éxito.

Para que tengas este éxito debes cumplir una serie de reglas básicas:

- Tener claro que es lo que quieres mejorar pero siempre en positivo por ejemplo “quiero se delgado” mejor que “no quiero estar obeso”. No te dejes llevar por la negatividad, si piensas “no lo intento por qué no lo voy a conseguir” al final te dejaras llevar por tu fatídica predicción.

- Debe estar dicho en presente de indicativo es decir “quiero”, implica estar dispuesto a hacer algo para conseguirlo. No por ejemplo “querría” tiene que llevar implícito tu responsabilidad y compromiso.

- Debe depender de ti mismo, no lograras tu objetivo dependiendo de factores externos ni otras personas. Tú eres el protagonista.

- Definirlo de forma específica no valen ambigüedades. Cuanto más detallado tengas de lo que quieres conseguir tendrás mejores resultados. Debes representarlo en tu cerebro en forma de imágenes, flashbacks.

- Debe ser medible es decir los objetivos deben estar claros y si puede ser con cifras por ejemplo quiero perder 10 kilos, así podrás ir por el camino correcto.

- Fecha limite tu objetivo debe tener una fecha de vencimiento. La presión del tiempo contribuye a la auto disciplina y a la auto exigencia, y nos conciencia que nuestro esfuerzo tiene un final que hace que resulte menos duro. Por ejemplo, estamos diciembre y quiero tener una buena condición física en agosto, planifícatelo.

- Objetivo alcanzable y realista, no te auto engañes sino después llega la frustración. No seas muy exigente contigo mismo, pero hay que ser optimista cree en ti y tus posibilidades. Todo llega y tú recompensa del esfuerzo realizado también. Si no llegas al objetivo siempre podrás preguntarte ¿estás haciendo todo lo posible?.

Espero haberos ayudado un poquito mas con esta serie de consejos...un saludo¡¡¡
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...